lunes, 14 de diciembre de 2015

Matar a un ruiseñor, Harper Lee



Jean Louse Finch evoca una época de su infancia en Alabama (EEUU), cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Matar a un ruiseñor muestras a una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales. Y con un sistema judicial sin apenas garantías para la población negra. Un autentico clásico de la literatura estadounidense del siglo XX que ha cautivado a millones de lectores.